Consejos para jóvenes diseñadoras y diseñadores web.


Tamaños de encabezado (Hs) vs texto del cuerpo

Parece lo más básico sin embargo, de vez en cuando podemos sentirnos inseguros de elegir el tamaño de fuente correcto. Se sabe que hacer la llamada correcta es importante tanto para la usabilidad como para la legibilidad del texto de la página web, y esto, a su vez, está directamente relacionado con la cantidad de tiempo que los usuarios pasan en el sitio web. Los tamaños de encabezado y cuerpo seleccionados incorrectamente pueden confundir las prioridades del contenido: los usuarios no sabrán en qué enfocarse y lo que realmente estamos tratando de decirles. Desanimado o abrumado, el usuario/lector ni siquiera se molestará en concentrarse en el encabezado ni en el cuerpo.

Justificación de texto

Seguramente algún cliente te ha pedido que justifiques sus textos. Aunque podría ser un procedimiento estándar cuando se preparan libros para imprimir, la justificación de texto es altamente indeseable como método de edición cuando se trata de contenido digital. ¿Porqué? De nuevo, se trata de la comodidad del usuario de nuestra página web. El texto «digital» es más probable que aparezca en bloques estrechos, el justificarlos crea un mayor espacio entre las palabras, lo que no solo distorsiona la percepción, sino que tampoco es muy estético.

Jerarquía y consistencia

La forma correcta de categorizar el contenido y su jerarquización en tu página es otra cuestión básica pero crucial. Diseñar y organizar el texto puede ser bastante confuso a veces y esto marca la diferencia para el lector. El error más común es probablemente no tener una guía de estilo bien pensada o ignorar sus premisas. De vez en cuando te encuentras con un sitio donde cada subpágina tiene un tamaño de cuerpo diferente, de color o interlineado. La consistencia es la clave para una recepción cómoda del contenido, una buena idea es prestar especial atención a mantener un estilo invariable y una buena jerarquización de texto.

Falta de investigación

La parte más crucial del diseño web podría ser la investigación y tener una comprensión clara del contenido. Necesitas sumergirte en el tema y hacerte algunas preguntas importantes:

1.- ¿Cuál es el objetivo del proyecto?
2.- ¿Cuál es su público objetivo?
3.-¿Cuál es el ambiente general del proyecto?
4.- ¿Qué emociones queremos conseguir?


Dependiendo de la industria o rama, el carácter y el tono del proyecto serán diferentes. No deberías de aplicar un estilo dulce, a una campaña de una empresa industria, ni un estilo seco e informativo al comercio electrónico de carritos de bebé.

La falta de un análisis adecuado puede volverse en nuestra contra: podemos evitar cometer errores fundamentales simplemente haciendo un trabajo de investigación con anticipación.

Esperamos, lograr ayudar a resolver algunos de los problemas con los que se pueden encontrar muchos jóvenes diseñadores web. También te recomendamos encarecidamente que compartas tus proyectos: conversaciones productivas, críticas constructivas y el intercambio de ideas son invaluables a la hora de desarrollar tus habilidades y aclarar cualquier duda.

Deja un comentario